Son los que provienen directamente del trabajo que desarrolle separada de su marido y los que adquiera con ellos.  Así como los frutos de uno y de otro.

Características  de los bienes reservados:

  1. Constituye el activo de un patrimonio especial que es el patrimonio reservado de la mujer casada.  También tiene su pasivo, separado del pasivo de la sociedad conyugal, aún cuando coexista con ellos.
  2. Son administrados libremente por la mujer con entera independencia de su marido.  Salvo un caso en que requiere autorización judicial, es el caso de la mujer menor de edad que pretenda gravar o enajenar bienes raíces (esto porque si no estuviera casada, trabajara y quisiera llevar a cabo estos actos, igualmente requeriría autorización), Art. 150, es el único caso excepcional.
  3. Si bien estos bienes reservados conforman un patrimonio especial y son administrados por la mujer, ellos por naturaleza son bienes sociales y esta naturaleza cobra trascendencia cuando se liquida la sociedad conyugal, ya que, salvo que la mujer o sus herederos renuncien a los gananciales, estos bienes se unirán a los bienes sociales y se dividirán por mitad entre los cónyuges.
  4. Constituye otro de los varios medios de protección que la ley concede a la mujer frene a los amplios poderes con que el marido administra la sociedad conyugal.
  5. Operan de pleno derecho por la sola circunstancia de que estando casada la mujer en un régimen de sociedad conyugal, tenga un trabajo separada de su marido.
  6. Estamos en presencia de una institución de orden público, por lo tanto, los cónyuges no pueden modificarla ni menos suprimirla, no podrán por ejemplo, estipular en las capitulaciones matrimoniales que el producto del trabajo de la mujer no pase a formar parte del activo de este patrimonio.
Contacto >>

¿Necesita ser asesorado en materia de bienes reservados de la mujer casada?

En Derecho-Chile lo asesoramos, le ayudamos de la forma más rápida y al precio más económico del mercado, ¡consúltenos!

Contacto >>

Requisitos de los bienes reservados:

Art. 150, están sintetizados en el inciso 2:

  1. (esencial) que la mujer tenga un trabajo, porque esta es la única fuente admisible de los bienes reservados, no pueden tener otra fuente. Los bienes que la mujer adquiera de cualquier otra forma, por ejemplo a título de herencia, legado, donación, etc…, no ingresan al patrimonio reservado.
    En razón de lo anterior, el Art. 150 inciso 1º parte reconociendo el derecho de la mujer a dedicarse libremente al ejercicio de un empleo, oficio, profesión o industria.
    Cuando se crearon los bienes reservados no se reconocía a la mujer este derecho de dedicarse libremente a un trabajo, bastaba que el marido se negare para que desapareciera la posibilidad de que ella tuviera bienes reservados.  Posteriormente se reconoció este derecho, pero se otorgó al marido el derecho de solicitar a la justicia que prohibiese el trabajo de la mujer, esta situación permaneció hasta la dictación de la Ley 18.802 de 1988.
    Con la dictación de esta ley, la mujer casada bajo régimen de sociedad conyugal pasó a ser plenamente capaz por lo que esta posibilidad del marido es inconsistente, de ahí que se eliminara y hoy se reconoce en toda su extensión el derecho de la mujer, consagrado en el inciso 1º del Art. 150.
  2. El trabajo debe ser remunerado.  El Art. 150 no establece ninguna distinción en cuanto a la naturaleza del trabajo, únicamente cabe exigir que sea remunerado, puede ser lícito, ilícito, temporal, permanente, etc.
  3. El trabajo debe desarrollarse durante la vigencia de la sociedad conyugal. Si la mujer trabaja antes de la celebración del matrimonio y luego no sigue trabajando ¿qué pasa? Ingresa lo adquirido a la sociedad, al haber social relativo o haber social absoluto, dependiendo si son bienes muebles o inmuebles.En razón de este requisito para determinar si un bien es o no reservado, debemos estarnos al momento en que se desarrolló el trabajo que permitió la adquisición de ese bien y no a la fecha en que ese trabajo fue remunerado y menos a la fecha en que el bien fue adquirido. Lo importante es la fecha en que se efectuó el trabajo.
    Si la mujer efectivamente trabaja durante la vigencia de la sociedad conyugal, pero posteriormente deja de trabajar, no por dejar de trabajar deja de tener un patrimonio reservado, éste subsiste en la medida que existan bienes reservados.
  4. Este trabajo remunerado debe realizarse separado del marido, se da así en la medida que no exista colaboración o ayuda directa, personal y privada entre el marido y la mujer. La existencia de esta colaboración no necesariamente implica que el trabajo no pueda desarrollarse bajo un empleador común, o ejerciendo el mismo empleo.
    Ejemplos:
    * Que ambos trabajen en un mismo estudio de publicidad, bajo las órdenes de un mismo jefe.
    * Distinto es el caso en que la mujer es arquitecto y su marido el junior, aquí se entiende que sí existe colaboración.

La colaboración excluye la existencia de bienes reservados, porque se entiende que esto obedece al deber de ayuda mutua que existe entre los cónyuges, por lo tanto, lo que la mujer obtenga junto con su marido no va al patrimonio de los bienes reservados.
Para seguir leyedo sobre  la Administración y prueba del Patrimonio Reservado haga click aquí.
Si quiere saber cuál es la suerte de los Bienes reservados una vez disuelta la sociedad conyugal, haga click aquí.

Solicitar presupuesto >

¿Necesita un escrito o contrato especial?

Contratos, cartas o escritos redactados a la medida de sus necesidades, con las cláusulas necesarias para brindarle mayor seguridad en su negocio.

Solicitar presupuesto >

Otros artículos y sentencias que le pueden interesar: