Sociedad conyugal, los haberes propios de cada cónyuge, I Parte.

El régimen chileno de comunidad es de comunidad restringida, en oposición a la comunidad universal, lo cual significa que no todos los bienes van al patrimonio de la sociedad conyugal, sino que le  corresponden a cada cónyuge (marido y mujer). Por tanto, en una primera aproximación podemos decir que el haber propio de cada cónyuge se compone de los bienes que no ingresan al haber social.

La mujer puede tener, además de este haber propio, otros patrimonios como lo son:

  • Patrimonio reservado del Art. 150, que se forma cuando la mujer trabaja remuneradamente y separada del de su marido.
  • Patrimonio del art. 166.  En el cual un tercero hace una liberalidad a la mujer con la condición que el marido no se lo administre.
  • Patrimonio del Art. 167.  En el cual se acuerda que la mujer administre libremente ciertos bienes o en el cual se acuerda que se le entregará una determinada suma de dinero para que lo administre.

Características de este haber propio:

1.- El dominio de estos bienes le pertenece exclusivamente a la mujer o al marido.
2.- La perdida o deterioro de estos bienes lo soporta el respectivo dueño a menos que se haya debido por dolo o culpa grave del otro cónyuge y este deba indemnizar al dueño del bien.
3.- Los aumentos y mejoras que experimente estos bienes forman un solo todo con el bien mismo, también forma parte del haber propio del marido o al haber propio de la mujer, según sea el caso.
4.- La administración de ambos le corresponde al marido, por lo tanto el administra sus bienes propios en su calidad de dueño y también administra los bienes propios de su mujer en su calidad de jefe de la sociedad conyugal.   Art. 1749 CC.
5.- El usufructo de estos bienes pertenecen a la sociedad conyugal por mandato del Art. 1725 Nº 2 CC. La sociedad conyugal tiene un derecho real de usufructo pero más técnicamente es un derecho real de goce que tiene para compensar las cargas del matrimonio.

Bienes de cada cónyuge:

1.- Bienes inmuebles del cónyuge adquiridos antes de la sociedad conyugal.
2.- Bienes inmuebles adquiridos a título gratuito por el cónyuge durante la vigencia de la sociedad conyugal.
3.- Bienes inmuebles debidamente subrogados.
4.- Bienes muebles excluidos de la comunión.
5.- Las recompensas del cónyuge.
6.- Frutos de una liberalidad con la condición expresa de que no entren a la sociedad conyugal.
7.- Aumentos y mejoras de los bienes propios ya señalados.

El estudio particular de estas partidas las veremos en un próximo artículo.

Para cualquier consulta relacionada con los haberes propios de cada cónyuge en la Sociedad Conyugal, por favor póngase en contacto con nosotros. Consúltenos gratis >

Otros artículos relacionados con la sociedad conyugal que recomiendo: