Disuelta la sociedad conyugal se producen las siguientes consecuencias:

A. Terminan ciertas restricciones que afectaban a los cónyuges.
Mientras había sociedad conyugal marido y mujer no podían celebrar entre si contratos de compraventa, permutación, promesa de compraventa o permutación, donaciones irrevocables (la ley las convertía en donaciones revocables). Disuelta la sociedad conyugal los cónyuges podrán celebrar todos esos ctos.

La mujer que estaba afectada a limitaciones, como quiera que no tenía ni siquiera la administración de sus bienes, recupera la administración de los que constituyen sus bienes propios que ahora saca o retira de la administración del marido.

B. Se forma una comunidad.
Durante la vida de la sociedad conyugal ésta no se entiende como una comunidad, sin embargo una vez disuelta la sociedad conyugal sí que asume la categoría de una comunidad. Siendo una comunidad ocurre que:

  • La administración de los bienes compete a todos sus comuneros. Aquello que administraba el marido, ahora tendrá que hacerlo conjuntamente con la mujer. Si uno de los cónyuge fallece, tendrá que administrar los bienes conjuntamente con los herederos del cónyuge ya fallecido.
  • Cualquier adquisición que haga uno de los comuneros va a estar adquiriendo para sí, es decir, si la mujer compra un bien, ese bien va a ser de ella; si el marido compra un bien, ese bien será de él. Se presume que esos bienes han sido adquiridos con dineros de la sociedad conyugal, surgirá por tanto una recompensa en contra del cónyuge que adquirió un bien, a menos que acredite que lo adquirió con bienes propios o exclusivamente con su esfuerzo personal.
  • Los frutos que generen estos bienes comunes pertenecerán también a la comunidad.
  • Las deudas que contraiga cualquiera de los comuneros, son deudas de las que solamente responderá el comunero, no son deudas comunes.

C. Se fija el activo y pasivo común:
¿Cuáles son los bienes que integran esta comunidad? Los que existen al momento de la disolución de la sociedad conyugal. ¿Cuáles son las deudas que gravan esta sociedad conyugal? Las que existan al momento de la disolución de la sociedad conyugal. Hay que acudir al título.

D. Puede renunciarse a los gananciales:
El código legisla sobre la renuncia a los gananciales refiriéndose exclusivamente a la mujer o a los herederos de la mujer, no contempla la posibilidad de que el marido o sus herederos puedan renunciar a los gananciales.

¡Contrate a un abogado experto en derecho de familia a un bajo costo!

Para cualquier consulta relacionada con efectos de la disolución de la sociedad conyugal, por favor póngase en contacto con nosotros. Consúltenos gratis >

Otros artículos referentes a la sociedad conyugal que recomiendo: