El legislador ha tratado tanto la prescripción adquisitiva como la extintiva, en forma conjunta, en el artículo 2492 y siguientes del Código Civil. Es así como la disposición, con la que comienza este título, define la prescripción y considera elementos de ambas prescripciones:

• Cosas ajenas.
• Extinguir acciones.
El artículo 2492 define en general prescripción: “es un modo de adquirir las cosas ajenas, o de extinguir las acciones y derechos ajenos, por haberse poseído las cosas, o no haberse ejercido dichas acciones y derechos durante cierto lapso de tiempo, y concurriendo los demás requisitos legales”.

El legislador da una definición general de prescripción, siendo que se trata de figuras diferentes entre sí, ya que persiguen objetos diferentes, a saber:
Prescripción Adquisitiva. Es un modo de adquirir basado en la posesión de la cosa durante un lapso de tiempo y concurriendo los requisitos legales.
Prescripción Extintiva. Es la inactividad del acreedor unida al transcurso del tiempo más otros requisitos legales.

REGLAS COMUNES APLICABLES A AMBAS PRESCRIPCIONES

  1. Dice el 2493 que la prescripción debe ser alegada por quien quiera aprovecharse de ella. El juez no la puede declarar de oficio. Esta regla se explica sobradamente por aplicación del principio dispositivo que rige en esta materia.
    Esta es una regla que no es absoluta y en materia civil reconoce una excepción contenida en el artículo 442° del Código de Procedimiento Civil sobre el juicio ejecutivo “el juez podrá denegar la ejecución si el título presentado tiene más de 3 años”.
    Existe otra excepción, en materia penal, donde el juez puede declarar de oficio la prescripción de la acción y de la pena.
  2. Dice el 2494 que la prescripción puede ser renunciada expresa o tácitamente, pero solo después de cumplida. El legislador entiende que mientras esté corriendo el plazo de prescripción existe un interés general comprometido. De ahí que la persona que esta en condiciones de beneficiarse no puede renunciar.
    Si de hecho la renunciara, esto solo podría interpretarse como un caso de interrupción natural contemplado en el 2518° i 2 “se interrumpe naturalmente por el hecho de reconocer el deudor la obligación, ya expresa, ya tácitamente”. Solo cuando se ha cumplido el plazo de prescripción exigido por la ley es que nace el derecho para el titular. Antes de cumplir el plazo solo se tiene una mera expectativa.
    Lo que se hace, es aplicar la regla general del artículo 12° del cc. La renuncia puede ser expresa o tácita. Será expresa la que se hace en términos explícitos y normales. Y será tácita cuando supone la realización de un hecho en orden a reconocer el derecho del dueño o acreedor.
  3. Capacidad para renunciar a la prescripción, el 2495° exige para poder renunciar a la prescripción, capacidad para enajenar. Lo primero que tenemos que decir es que la renuncia no es un acto de enajenación, porque no se esta traspasando a nadie el derecho. Pero en el fondo es un acto de disposición del derecho del cual es titular.
    E
    l 2495° exige capacidad para enajenar no capacidad de ejercicio. Es por RG un presupuesto, pero no siempre es así. En el caso del menor adulto, en lo tocante a la administración de los bienes de su peculio profesional o industrial, el beneficiario podría renunciar a ella personalmente o representada.
    En el caso de la representación voluntaria, llamada mandato, el mandatario deberá contar con un mandato especial. En el caso de la representación legal, los autores distinguen entre la prescripción que efectúa sobre bienes muebles y sobre los bienes raíces. Tratándose de los bienes raíces, el tutor o curador solo puede renunciar con autorización judicial.
  4. El 2496° dispone que el fiador podrá oponer al acreedor la prescripción renunciada por el principal deudor.
  5. El 2497° nos señala que las reglas relativas a la prescripción se aplican igualmente a favor y en contra del Estado, de las iglesias. En general de toda persona natural o jurídica, sea pública o privada.

Para seguir leyendo la prescripción adquisitiva, II parte haga click aquí.

Otros artículos recomendados: