Este artículo es la continuación de Las Servidumbres, I Parte

Tipos de Servidumbres:

I.-  Servidumbres naturales:

El art. 833 regula la servidumbre natural del libre escurrimiento de las aguas y su complementación se encuentra en el Código de Aguas. No dan derecho de indemnización.

II.- Servidumbres legales:

Estas son las que la ley impone, aún contra la voluntad del dueño del predio sirviente. No dan derecho de indemnización.
Pueden ser de dos tipos:

a) Relativas al uso público:

  • El art. 839 hace una refe­rencia especial a una de estas servidumbres, que es la del uso de riberas para navegación o flote, también regulado en el Código de Aguas.
  • Establecidos por reglamentos u ordenanzas especiales: Restricciones del dominio por razón de interés social. Por ejemplo las contempladas en la Ley sobre Or­ganización y Atribuciones de las Municipalidades).

Estas servidumbres constituyen verdaderas limitaciones al dominio por necesidad social y se regulan generalmente en textos orgánicos de una institución o servicio público. Además, estas servidumbres son  incomerciables no se adquieren ni se extinguen por prescripción, tampoco dan derecho a indemnización. Por esta razón se les considera, gravámenes impuestos en razón de la función social de la propiedad, servidumbres administrativas.

b)   De interés privado: art. 841.

  • Servidumbres de Demarcación: Es el acto de fijación de la línea de se­paración entre dos predios colindantes, de distintos dueños, señalándola por medio de signos materiales.
    Tiene dos fases: intelectual o de delimitación, tendiente a reconocer la línea imaginaria de separación y la segunda, material, dirigida a fijar en el suelo la delimitación por medio de signos visbles o hitos. La doctrina, apoyada por la jurisprudencia desconocen su calidad de servidumbre porque se trata de un derecho inherente al de dominio, ningún predio se sirve de otro.
  • Servidumbres de Cerramiento: Art. 844, consiste en el derecho de todo propie­tario de cerrar su predio y de obtener que contribuyan a esa actividad los dueños de los predios colindantes. Se diferencia de la demarcación porque se trata de una etapa posterior, netamente material. De acuerdo con la doctrina y jurisprudencia, ésta no es una servidumbre sino una obligación impuesta por las relaciones de vecindad, es una obligación impuesta por la ley al dueño de un predio colindante.
  • Servidumbres de Medianería: art. 851 Es una servidumbre legal en virtud de la cual los dueños de dos predios vecinos que tienen paredes, fosos o cercas divisorias comunes están sujetos a obligaciones recíprocas. Para algunos autores no es servidumbre, porque no tiene el carácter de gravamen unilateral distintivo de las servidumbres, beneficia a ambos predios. Normalmente se construye con expensas comunes, la que puede hacerse en forma voluntaria o forzada, art. 846.
  • Servidumbres de Tránsito: Es el derecho concedido por la ley al dueño de un fundo que se halla destituído de toda comunicación con el camino público, por la interposición de otros predios, para exigir el paso por alguno de éstos, en cuanto fuere indispensable para el uso y beneficio de su fundo, previa la correspondiente indemnización. Art. 847.
    Esta es una verdadera servidumbre, con un predio dominante, otro sirviente y un gravamen, dejar pasar al dueño del predio dominante, también puede ser voluntaria. Es discontínua, positiva y puede ser aparente o inaparente.
  • Servidumbres de Acueducto: Todas las aguas del territorio nacional son bienes nacionales de uso público. El uso de ellas en beneficio particular puede hacerse en virtud de un derecho de aprovechamiento otorgado por la autoridad competente, que es un derecho de uso y goce regulado en el Código de Aguas.
    La servidumbre de acueducto es aquella que autoriza a conducir aguas por un predio ajeno a expensas del interesado.
    Todo predio o entidad que necesite agua para cualquier fin puede ser predio dominante y todo predio puede ser sirviente. El gravamen consiste en el paso de las aguas por el predio sirviente.
  • Servidumbres de Luz y vista: Art. 873, luces son ventanas o espacios destinados a dar luz y aire a lugares cerrados y techados; vistas son ventanas o huecos que, además de dar paso a la luz y aire permiten asomarse al predio vecino.

III.- Servidumbres voluntarias:

Por regla general el propietario de un predio puede limitar el ejercicio de su derecho de dominio con cualquier gravamen de este tipo, art. 880.
Estas servidumbres pueden tener distintos orígenes:

a) Título: Se entiende esta expresión como un acto jurídico generador de derechos y obligaciones.

El acto puede ser entre vivos o por testamento, a título gratuito u oneroso.
Se puede constituir de esta forma cualquier tipo de servidumbre. En cuanto a la capacidad, se siguen las reglas generales para los incapaces.

Formalidades:

  • Si el título es la compraventa: Se reputa perfecta cuando se otorga por escritura pública.
  • Lo mismo si es permuta o donación.
  • En el caso del testamento, éste es un acto solemne en sí mismo.

Pese a ser un derecho real inmueble, la tradición no requiere inscripción, rige la norma del art. 698, la tradición se efectúa por escritura pública, salvo la de alcantarillado sobre predio urbano. En todo caso, de acuerdo con el Art. 53 del Reglamento del Conservador de Bienes Raíces, el título puede inscribirse.

b) Destinación del padre de familia:

Esta forma de consti­tuir servidumbre es un acto por el cual el dueño de dos pre­dios establece un gravamen sobre uno en beneficio del otro, originándose la servidumbre posteriormente y de pleno dere­cho al enajenarse uno de ellos, o ambos a propietarios distin­tos, Art. 881. En estos casos no hay servidumbre, porque por definición no precede la servidumbre sobre cosa propia, es más bien el ejercicio de las facultades del derecho real de dominio, lo que se llama destinación del buen padre de familia, acto por el cual el dueño de de dos predios establece entre ellos un servicio o relación que sería servidumbre si tuvieran distinto dueño. Si posteriormente, los predios dejan de pertenecer al mismo dueño, nace la servidumbre.

Requisitos para que haya servidumbre:

  • Que los fundos, actualmente separados, hayan pertenecido al mismo dueño.
  • Que el servicio sea obra del propietario, sólo él puede hacer destinación del padre de familia.
  • Debe tratarse de una servidumbre continua y aparente, sólo este tipo de servicio permite suponer la voluntad de mantener las cosas en el estado anterior.
  • Ya sea por partición o enajenación, los fundos pasen a distintos dueños.
  • Que en la partición o enajenación, nada se haya dicho respecto de la servidumbre, porque si en ese acto se menciona, la servidumbre queda constituida por un título.
  • Prescripción: Sólo pueden adquirirse de este modo las servidumbres continuas y aparentes, ni las discontinuas ni las continuas inaparentes pueden adquirirse de esta manera.
    En cuanto al plazo de prescripción, éste es de 5 años, de conformidad con el art. 882, tanto si su fundamento es la posesión regular como la irregular.

d) Sentencia judicial: Art. 1337 regla N° 5° Es el único caso de una servidumbre creada por el juez, la que tampoco puede considerarse voluntaria porque su fuente es una resolución judicial.

Extinción de las Servidumbres:

El art. 885 señala las causales de extinción de las servidumbres:

  • Resolución del derecho del constituyente: Sólo cabe en las servidumbres voluntarias.
  • Llegada del día o de la condición. Esta causa sólo se puede dar en las servidumbres voluntarias.
  • La confusión: La reunión perfecta e irrevocable de ambos predios, en manos de un mismo dueño.
  • Renuncia del dueño del predio dominante, Art. 12.
  • Por haberse dejado de gozar por tres años, art. 886.
  • Imposibilidad de ejercer la servidumbre por el estado en que se hallan las cosas, art. 887.
Formulario de contacto >

¿Necesita ser asesorado en materia de servidumbre?

Derecho-Chile lo asesora y le ayuda de la forma más rápida y al precio más económico del mercado, ¡consúltenos!

Formulario de contacto >

Otros artículos y sentencias que le pueden interesar: