La inscripción del  nacimiento se encuentra regulado en la Ley Nº 4.808, sobre Registro Civil y en el Decreto con Fuerza de Ley Nº 2.128, de 30 de agosto de 1930, que contiene el Reglamento Orgánico del Registro Civil, con las modificaciones de la Ley Nº 19.585. Su texto fue refundido, coordinado y sistematizado por el Decreto con Fuerza de Ley Nº 1 del Ministerio de Justicia de 2009.

La solicitud de inscripción del nacimiento puede ser tanto de forma verbal como de forma escrita.

El artículo 28 de la Ley Nº 4.808, sobre Registro Civil, señala en forma categórica que dentro de los 60 días contados desde la fecha en que hubiere ocurrido el nacimiento deberá procederse a la inscripción.

"Dentro del término de sesenta días, contado desde la fecha en que hubiere ocurrido el nacimiento,
deberá hacerse la inscripción del recién nacido, a requerimiento verbal o escrito de alguna de las
personas que indica el artículo siguiente."

De acuerdo al artículo 29 de la señala da ley, se encuentran obligados a requerir la inscripción del nacimiento las siguientes personas:

  1. El padre, si es conocido y puede declararlo;
  2. El pariente más próximo mayor de 18 años, que viviere en la casa en que hubiere ocurrido el nacimiento;
  3. El médico o partera que haya asistido el parto; o, en su defecto, cualquiera persona mayor de 18 años;
  4. El jefe del establecimiento público o el dueño de la casa en que el nacimiento haya ocurrido, si éste ocurriere en sitio distinto de la habitación de los padres;
  5. La madre, en cuanto se halle en estado de hacer dicha declaración;
  6. La persona que haya recogido al recién nacido abandonado; y
  7. El dueño de la casa o el jefe del establecimiento dentro de cuyo recinto se haya efectuado la “exposición” de algún expósito.

Además la inscripción del nacimiento de un hijo podrá requerirse dentro de los 30 días siguientes a su nacimiento, sólo por el padre o la madre, por sí o por mandatario. Transcurrido este plazo, están obligadas a requerir dicha inscripción las demás personas indicadas anteriormente.

Las partidas de nacimiento deberán contener, además de las indicaciones comunes a toda inscripción, las siguientes. 

  1. Hora, día, mes, año y lugar en que ocurrió el nacimiento;
  2. El sexo del recién nacido;
  3. El nombre y apellido del nacido, que indique la persona que requiere la inscripción; y
  4. Los nombres, apellidos, nacionalidad, profesión u oficio y domicilio de los padres, o los del padre o madre que le reconozca o haya reconocido. Se dejará constancia de los nombres y apellidos de la madre, aunque no haya reconocimiento, cuando la declaración del requirente coincida con el comprobante del médico que haya asistido al parto, en lo concerniente a las identidades del marido y de la mujer que lo dio a luz.

En la inscripción del nacimiento podrá, la madre o ambos, reconocer al hijo como suyo.

El Oficial del Registro Civil deberá dejar testimonio, en la inscripción del nacimiento, de las declaraciones que los padres o sus representantes formulen en conformidad al Nº 1º del artículo 187 y al inciso primero del artículo 188 del Código Civil; certificar la identidad del solicitante y exigirle que estampe su firma; o, si no pudiere firmar, que estampe su impresión digital.

Asimismo, el Oficial del Registro Civil deberá hacer saber por escrito a la madre o a la persona que inscriba un hijo de filiación no determinada, los derechos de los hijos para reclamar la determinación legal de la paternidad o maternidad y la forma de hacerlos valer ante los tribunales.

Para solicitar la inscripción del nacimiento de un hijo de filiación matrimonial, se tiene que llevar la libreta de familia o un certificado de matrimonio de los padres y un comprobante del parto; esto es, un certificado médico. En el caso de que no hubiése un comprobante de parto, se puede acreditar el hecho del nacimiento, mediante dos testigos hábiles, mayores de 18 años.

Ahora bien, tratándose de un hijo de filiación no matrimonial, pueden solicitar la inscripción las personas que están obligadas a requerirla.
Si la requieren los padres o alguno de ellos, pueden reconocerlo como hijo. El hecho del nacimiento se comprueba en igual forma que para el caso del hijo de filiación matrimonial.

El artículo 110 del Reglamento Orgánico del Registro Civil, señala que la inscripción de nacimientos, matrimonios o defunciones de chilenos en el extranjero, se efectuará en los Registros de la Primera Circunscripción de la Comuna de Santiago.

El cónsul respectivo enviará los documentos originales, debidamente legalizados, al Ministerio de Relaciones Exteriores, dónde se certificará esa autenticidad, para luego enviarlos al Conservador del Registro Civil, a fin de que éste ordene la inscripción correspondiente.

Para cualquier consulta relacionada con inscripción de nacimiento, por favor póngase en contacto con nosotros. Consúltenos gratis >

Otros artículos relacionados con derecho de familia que recomiendo: