La ley 19.335 de 1994 incorpora la institución de los bienes familiares. Estamos frente a una medida de protección de la familia que ha sido establecido con el objeto de evitar que ella sea desarraigada de su residencia habitual, especialmente frente a situaciones de desavenencia entre los cónyuges.

La existencia de una familia no necesariamente supone la celebración de un matrimonio, sin embargo, la declaración de bienes familiares sí supone de un matrimonio. La misma ubicación de la regulación de los bienes familiares es indicativa de ello.

¿Quién puede pedir la declaración de un o más bienes familiares?

  • El cónyuge dueño de ese bien raíz.
  • El cónyuge no propietario.
  • Ambos cónyuges de consuno.

¿Qué bienes pueden ser declarados como bienes familiares?

  • Inmueble que constituya la residencia principal de la familia.
  • Los  bienes muebles que la guarnecen.
  • Los derechos o acciones que tengan los cónyuges en una sociedad que sea propietaria de un inmueble que constituya la residencia principal de la familia.

Efectos de la declaración de un o más bienes familiares.

Tratándose del bien raíz que constituye la residencia principal de la familia y los muebles que lo guarnece.
El cónyuge propietario no puede:

  • Enajenar voluntariamente dichos bienes.
  • Prometer enajenarlos voluntariamente.
  • Gravarlos voluntariamente.
  • Prometer gravarlos voluntariamente.
  • Celebrar contratos de arrendamiento, comodato  u otros que concedan derechos personales de uso o goce de estos bienes.

Tratándose de las acciones.
El cónyuge propietario de las acciones o derechos en la sociedad no puede realizar ningún acto en que la sociedad vaya a ejecutar, con respecto al inmueble declarado  bien familiar.
No es que el cónyuge propietario de derechos o acciones no pueda ejercer sus facultades como socio o accionista, él puede perfectamente cobrar sus dividendos, ir a las asambleas, etc.,  pero si la sociedad va a realizar un acto jurídico referido a este inmueble que es de la sociedad, pero que constituye la residencia principal de la familia del  socio o accionista y se necesita que intervenga este socio, él no puede hacerlo.

Características de este derecho

  1. Este derecho en si tiene un tope en el tiempo que deriva del inciso 1º del Art. 147, establece la obligación del juez de fijar un plazo a estos derechos.
  2. La concesión de alguno de estos derechos no necesariamente es gratuita, el juez puede fijar una contraprestación, Art. 147 inciso 2, por ejemplo, que pague una renta.
  3. La sentencia en que se declaran estos derechos  hace las veces de título, según Art. 147 inciso 3, en consecuencia debe inscribirse en el libro de hipotecas y gravámenes.
  4. Estos gravámenes son inoponibles a los acreedores que tenga el cónyuge propietario a la fecha de su constitución, Art. 147 inciso 4.
  5. No pueden ser perseguidos por los acreedores del cónyuge no propietario, no pueden llegar a embargar estos derechos.  Esto no es novedad en relación con el derecho de uso y habitación, ya que al ser un derecho personalísimo no puede embargarse.  Por lo tanto, esta característica adquiere relevancia respecto del usufructo.
  6. El usufructuario, usuario o habitador que ha adquirido sus respectivos derechos, no están exentos de las obligaciones que establecen los Art. 775 y 813. El Art. 11 de la Ley 14.908 establece la posibilidad que el juez, a título de pensión alimenticia, establezca un derecho de usufructo, uso o habitación, y al alimentario lo exime de la caución.

¿Tiene o no un carácter alimenticio los bienes familiares?
Algunos señalan que sí, se fundan en que para su constitución el juez tiene que considerar las fuerzas patrimoniales de los cónyuges, consideración básica en materia de alimentos. Además estos derechos son inembargables, por lo tanto, se confirma su carácter alimenticio.

La mayoría sostiene que no tiene el carácter alimenticio:

  • Estos derechos pueden constituirse por el juez una vez anulado el matrimonio y resulta que anulado el matrimonio, éste ya no existe, por lo tanto, tampoco existe obligación alimenticia.
  • También el hecho que únicamente puede recaer sobre bienes declarados familiares y respecto del cónyuge no propietario, esto no se condice con la obligación de alimentos.

La importancia de la discusión de considerarlos o no como alimentos, radica en que el alimentario, de ser gravado por este derecho, podría alegar que ya dio alimentos, también el cónyuge propietario podría solicitar el alzamiento de este gravamen si varia la situación patrimonial del alimentario.

Desafectación de los Bienes Familiares

Art. 145.  Vías:

  1. COMÚN ACUERDO
    No es posible declarar un o más bienes familiares de común acuerdo, pero sí es posible desafectarlo.  Este debe constar en escritura pública, la que debe anotarse al margen de la inscripción del inmueble en el registro del Conservador de Bienes Raíces. Lo dicho también es aplicable al caso de derechos o acciones que los cónyuges tengan en sociedades propietarias de un inmueble que sea residencia principal de la familia. Se inscribe al margen de la inscripción social (sociedad de personas) o en el registro de accionistas (sociedad de acciones).
  2. RESOLUCIÓN JUDICIAL
    Esta causal pasa por acreditar que el inmueble en cuestión ya no sirve de residencia principal a la familia o probar que los bienes muebles que guarnecían esa residencia están afectos a otro fin, Art. 145 inciso 2, aplicable tanto a inmuebles como a derecho y acciones. 
    La desafectación de los bienes familiares puede dirigirse solamente en contra de algunos bienes muebles que guarnecen el inmueble.
  3. Art. 145 inciso 3, también supone RESOLUCIÓN JUDICIAL, podrá dictarse en el evento que el matrimonio se haya disuelto por muerte o declaración de nulidad.
  4. ENAJENACIÓN VOLUNTARIA O FORZADA del o de los bienes familiares.
    Los
    bienes familiares se pueden transferir con autorización del cónyuge no propietario, en este caso deja de ser familiar.  También puede ser rematado y deja de ser familiar.

En caso de alguna duda o consulta sobre bienes familiares me puede contactar sin compromiso, a través del formulario de contacto.

Otros artículos sobre Derecho de Familia:

Sentencia, Desafectación de bien familiar
Separación total de bienes
ADMINISTRACIÓN DE LOS BIENES DEL HIJO SOMETIDO A PATRIA POTESTAD
Derecho legal de goce

Si te ha gustado o por lo menos te ha intrigado de alguna forma el artículo: “Bienes Familiares”, ¡compártelo difundiéndolo en tus redes sociales!