La sentencia que pasaré a transcribir (excluyendo los nombres) se solicita y se concede el Exequátur y se declare además que puede cumplirse en Chile la sentencia dictada en Madrid, España, la cual dispuso conceder a la solicitante y a su cónyuge la adopción de menores.

La sentencia tiene el Rol Nº 4300-2010 . Cabe también decir que si existen errores de formato en la sentencia, por lo general con signos de interrogación en vez de comillas o guiones, estos provienen del portal en internet del Poder Judicial.

Texto de la sentencia:

Vistos:

A fojas 16, comparece doña Z.C.R.B, chilena, domiciliada en Huérfanos N°699, oficina 409, Santiago, quien solicita se conceda el exequátur y se declare que puede cumplirse en Chile la sentencia dictada con fecha 7 de julio de 2009, por el Juzgado de Primera Instancia N°24, de Madrid, España, que dispuso conceder a la solicitante y a su cónyuge don A. G. R, la adopción de los menores A. M. G., nacida en España, el 2 de julio de 1989 y A. M. G., nacido en el mismo país, el 20 de junio de 1990.

Las copias de la referida sentencia, con constancia de encontrarse firme o ejecutoriada, como de las inscripciones de nacimiento de los adoptados y de la de matrimonio de los adoptantes, se encuentran agregadas al proceso, debidamente autorizadas y legalizadas.
A fojas 21 comparecen los adoptados y a fojas 28 el adoptante A. G. R, quienes se allanan a la solicitud de exequátur.
La Señora Fiscal Judicial de esta Corte, en su dictamen de fojas 32, informó favorablemente la petición de exequátur.
Se trajeron los autos en relación.

Considerando:

Primero: Que entre Chile y España no existe tratado que regule el cumplimiento de resoluciones judiciales pronunciadas en los respectivos países ni hay constancia sobre una posible situación de reciprocidad. Por consiguiente, no corresponde dar aplicación a las normas de los artículos 242, 243 y 244 del Código de Procedimiento Civil, sino a la regla del artículo 245 del mismo cuerpo legal, que fija los trámites judiciales que han de cumplirse en Chile para que las resoluciones pronunciadas por tribunales extranjeros puedan tener fuerza, ejecutarse o cumplirse en nuestro país.

Segundo: Que el aludido precepto confiere a las resoluciones dictadas por tribunales extranjeros la misma fuerza que si se hubieren dictado por tribunales chilenos, con tal que: 1°) no contengan nada contrario a las leyes de la República; 2°) no se opongan a la jurisdicción nacional; 3°) que la parte en contra de la cual se invoca la sentencia haya sido debidamente notificada de la acción y 4°) que estén ejecutoriadas en conformidad a las leyes del país en que se hayan sido pronunciadas.

Tercero: Que de los antecedentes acompañados es posible establecer lo siguiente:

a) los adoptados, nacieron en España el 2 de julio de 1989 y el 20 de junio de 1990, respectivamente;

b) la sentencia en cuestión consigna que la propuesta de adopción fue formulada por el Instituto Madrileño del Menor y la Familia, entidad protectora que seleccionó al matrimonio formado por los adoptantes para adoptar a los menores de que se trata, por reunir las condiciones personales, familiares y sociales y los medios de vida necesarios para estimar beneficiosa su adopción y que sus padres biológicos citados, pero no comparecieron al proceso.

c) el referido fallo se establece que se ha acreditado en el proceso que los adoptantes reúnen las condiciones personales y materiales necesarias para la adopción de los menores.

Cuarto: Que del mérito de los antecedentes, se establece que la sentencia en cuestión, no contiene nada contrario a la legislación sustantiva nacional que regula la adopción, reuniéndose en la especie, los requisitos establecidos en la ley N°19.620, apareciendo la adopción, por lo demás, como altamente beneficiosa para los mismos, puesto que viene a regularizar la inserción de éstos en la familia formada por los adoptantes.

Quinto: Que, por lo razonado, resulta que la sentencia cuyo exequátur se solicita, no contraviene las leyes de la República, ni tampoco se opone a la jurisdicción nacional, en la medida que declara la adopción de personas que a la época de su dictación eran menor de edad, en los casos y cumpliéndose los requisitos previstos en el ordenamiento patrio, de acuerdo a la normativa vigente.

Sexto: Que, en consecuencia, concurriendo cada una de las circunstancias exigidas en el artículo 245 del Código de Enjuiciamiento Civil, corresponde acoger la solicitud en anális is.

Y de conformidad, con lo antes expuesto y disposiciones citadas, se concede el exequátur solicitado en lo principal de fojas 16 y, en consecuencia, se dispone cumplir la sentencia de 7 de julio de 2009, dictada por el Juzgado de Primera Instancia N°24, de Madrid, España, que concedió la adopción de los menores A. M. G. y A. M. G., al matrimonio formado por doña ZZZZ y don AAAA.

El cumplimiento del fallo se solicitara al Juzgado de Familia correspondiente.
Redacción a cargo del Ministro señor Roberto Jacob Chocair.
Regístrese y archívese.

Solicitar presupuesto >

¿Necesita hacer valer en Chile, a través del trámite de exequátur, una sentencia dictada en el extranjero?

En Derecho-Chile lo asesoramos, le ayudamos de la forma más rápida y al precio más económico del mercado, ¡consúltenos!

Solicitar presupuesto >
Solicitar presupuesto >

Colega: ¿necesita un escrito de solicitud de exequátur?

En Derecho-Chile disponemos de una amplia variedad de recursos, contratos, escritos, demandas, etc., conformes a la legislación actual. ¡Contáctanos!

Solicitar presupuesto >

Le invito a ver otras sentencias:

También recomiendo el siguiente artículo: