A continuación les dejo la Causa nº 604/2010. Resolución nº 32641, de la Corte de Apelaciones de Concepción, de fecha 30 de Agosto del 2010, como de costumbre he eliminado los nombres de los implicados ya que éstos no se tienen por relevantes para el análisis de la sentencia en cuestión.

Cabe también decir que si existen errores de formato, por lo general con signos de interrogación en vez de comillas o guiones, estos provienen del sitio del Poder Judicial de Chile.

Texto

Concepción, treinta de agosto de dos mil diez.

VISTO:

1) Que el único recurrente en autos, el abogado de los demandados IM Y MCS, en su escrito de fs. 588, por el que deduce el recurso de apelación, solicita a esta Corte que “acogiendo el recurso de apelación, revoque la sentencia apelada y en su reemplazo declare que se rechaza con costas la demanda de rebaja de las pensiones de alimentos deducida a fojas 17”.

2) Que, como aparece de lo trascrito, el Recurrente sólo ha dejado a esta Corte la opción de rechazar íntegramente la demanda de rebaja de pensiones. Ya que, bien sabemos, que las peticiones del apelante determinan la competencia de esta Corte de Apelaciones.

3) Que esta Corte estima que procede la rebaja solicitada de la pensión alimenticia, sin perjuicio que pueda no compartir el monto en que la juez a quo la determina en la sentencia que se revisa, ello, porque del mérito de autos aparece que las circunstancias económicas de las partes han variado desde que se fijó la pensión alimenticia que se pretende rebajar.

4) Que, la pensión alimenticia que se pretende rebajar y que fue fijada primitivamente en $700.000 mensuales por sentencia de 12 de julio de 2004, ascendía a la suma de $876.207 por el período comprendido entre julio a diciembre de 2009 y estaba destinada a los hijos del alimentante, I Y MCS (fs. 576).

5) Que, en el año 2004, el alimentante tenía participación en las Sociedades GIT y, en la Inmobiliaria e Inversiones XXX actualmente, no es así. En la primera, no tiene ya participación y la segunda, se encuentra con término de giro.

6) Que, el demandante afirma que se encuentra actualmente cesante, que tiene otro hijo, RCK respecto del cual se han incrementado los gastos de educación (hoy ya concurre al Colegio XXX) y lo cierto es, que no ha efectuado cotizaciones previsionales desde el año 2006 (fs.53).

Por otra parte, de los documentos de fs. 487 y 488 aparece que éste es actualmente socio de la Sociedad Comercial “AGL” la que inició sus actividades en mayo de 2006, lo que indudablemente debe generarle ingresos.

Esta situación fue establecida en la sentencia en alzada y no fue controvertida por la apelación.

7) Que, en esta instancia, el apelante ha acompañado tres fotos, sacadas de Facebook, en dos de las cuales, aparece, según se dice, entre otros, el demandante quien sería el Gerente de una Sociedad Comercial denominada AG Chile, la que, junto a la Organización SSPC, firmó un contrato con la Municipalidad de Concepción, que le significaría a esta última, un ahorro de 2,5 millones de dólares en consumo eléctrico, no, que AG ha celebrado contratos con la Municipalidad que se refieren a montos de 2,5 millones de dólares”, como señala el apelante.

También acompañó una hoja del diario El Sur del día 31 de octubre de 2009, con varias fotos de una actividad social, en una de las cuales aparecería el demandante.

De estos documentos indudablemente, no es posible deducir, con certeza, los ingresos del actor.

8) Que, como lo ha determinado la sentencia en alzada, se ha desmejorado ostensiblemente la situación económica del demandante.

9) Que, por otra parte, de los alimentarios, sólo MCS tiene derecho a obtener pensión alimenticia de su padre, toda vez que ICS es mayor de 28 años y no se ha acreditado que le afecte alguna incapacidad física o mental que le impida subsistir por sí mismo o que, por circunstancias calificadas, se considere indispensable una pensión para su subsistencia. Es efectivo que no se ha demandado el cese de la pensión alimenticia en cuanto beneficia a IC, pero ello no impide a la sentenciadora tener presente que éste ya no tiene derecho a obtener alimentos de su padre.

10) Que, de esta manera, era procedente acoger la demanda de rebaja de alimentos, como lo hizo la sentencia apelada y no es posible acceder a lo pedido por el apelante.

Por estas argumentaciones y lo dispuesto en los artículos 186 y siguientes del Código de Procedimiento Civil y Ley 14.908, se confirma, la sentencia de veintisiete de agosto de dos mil nueve, escrita a fs. 582 y siguientes, sin costas, por haber tenido el demandante motivos plausibles para alzarse.

REGÍSTRESE Y DEVUÉLVASE, con su custodia.

Redacción de la Ministro doña Sara Victoria Herrera Merino.

No firma el Ministro señor Diego Simpértigue Limare, no obstante haber concurrido a la vista de la acusa al acuerdo, por encontrarse con permiso.

ROL Nº 604-2009.

Otras sentencias que recomiendo:

¿Le ha servido el artículo “Sentencia, rebaja solicitada de pensión alimenticia”? ¡Le invito a que lo comparta a través  de Facebook,  Google+, o de Twitter!