Se encuentra aquí: Home » Derecho » Derecho Civil » EFECTOS DEL MATRIMONIO, I.

EFECTOS DEL MATRIMONIO, I.

EFECTOS DEL MATRIMONIO.

Efectos del matrimonio. Fuente de foto: © marcos_bh  / sxc.huFuente de foto: © marcos_bh  / sxc.hu

El matrimonio produce efectos en relación en diferentes ámbitos, a saber:

1.- En relación con la persona, son los efectos personales, consiste en una serie de derechos y deberes que el matrimonio engendra en cada cónyuge.

2- En relación con los bienes de los cónyuges, son los efectos patrimoniales.  Se analizarán en un futuro artículo del blog Derecho-Chile,  los distintos regímenes matrimoniales que existen, estatutos jurídicos aplicables a los bienes que los cónyuges adquieren antes o durante la vigencia del matrimonio.

3.- En relación con los hijos habidos en el matrimonio, se pueden agrupar bajo el rótulo “filiación matrimonial”, la filiación no es exclusiva del matrimonio, existen otros tipos de filiaciones.  Analizaremos derechos y deberes de los hijos en relación con los padres y viceversa.  La filiación, como no es exclusiva del matrimonio, no la veremos dentro de éste.

4.- En materia sucesoria, los cónyuges tienen el derecho de heredarse recíprocamente por su calidad de cónyuge.

EFECTOS PERSONALES

Se trata de diversos deberes que el matrimonio origina entre los cónyuges.  Regulados en los Art. 131 a 134 del código civil.

Características generales:

1.- Estos deberes tienen un marcado carácter ético, ello implica que el cumplimiento de estos deberes queda entregado fundamentalmente a la conciencia y no es el ordenamiento jurídico el medio para obtener el cumplimiento de ellos.

El legislador ha considerado que no es conveniente que el ordenamiento exija el cumplimiento forzado de estas obligaciones, sino que queda entregado a la conciencia de los cónyuges.  Por eso se llaman deberes y no obligaciones, ésta conlleva el cumplimiento forzado mediante el aparato estatal.  Esto no quiere decir que no haya sanciones, lo que no hay es un mecanismo jurídico para obtener el cumplimiento.

2.- Estos deberes son personales, afectan o incumben únicamente a los cónyuges, son ellos los únicos llamados a cumplir estos deberes y únicamente son ellos los beneficiados por estos deberes.  Los terceros no tienen incidencia en el cumplimiento, ni en el resultado de dichos deberes.  Es un estatuto de carácter interno entre cónyuges, esta es una diferencia en relación con los efectos de los bienes, este estatuto también regula la relación de los cónyuges con terceros en relación con esos bienes.

3.- Se trata de deberes recíprocos, al menos a partir de la Ley 18.802, lo que uno de los cónyuges debe al otro, éste se lo debe al primero.

Hasta la dictación de la Ley 18.802 existen deberes:

-          Recíprocos, que son los de fidelidad, socorro y ayuda mutua.

-          Individuales, que es el deber del hombre de brindar protección a la mujer y los deberes de la mujer de obediencia hacia el marido, deber de seguirlo y el derecho de que su marido la recibiera en su casa.

Actualmente son todos recíprocos, por ello más que un cambio sustancial existe un cambio en la forma de plantearlo.  La Ley 18.802 establece derechos y deberes recíprocos que son:

  1. Deber de fidelidad
  2. Deber de socorro
  3. Ayuda mutua o asistencia
  4. Respeto recíproco
  5. Protección recíproca
  6. Derecho y deber de vivir en el hogar común
  7. Derecho de cohabitación
  8. Deberes de proporcionar auxilio y expensas para la litis.

1.- DEBER DE FIDELIDAD

Es el deber de cada cónyuge de guardarse fe, Art. 131, en todas las circunstancias de la vida, este deber es vulnerado por adulterio, inciso 1º de Art. 132, este artículo señala que es una grave infracción.

Algunos autores han circunscrito este deber a no cometer adulterio, lo circunscriben a tener relaciones sólo con el cónyuge no con terceros.

El Art. 132 al decir que es una grave infracción deja abierta la posibilidad a que existan otras infracciones por lo que el deber de fidelidad no se circunscribiría a esta obligación de tener relaciones sexuales solamente con el cónyuge, sino que contemplaría otras acciones que importan guardarse fe mutua.

A modo personal, creo que la única infracción relevante es el adulterio, pueden existir otros, pero no acarrean consecuencias jurídicas, es decir, no tienen sanciones jurídicas.

Las sanciones del adulterio son:

  • Causal de divorcio perpetuo o temporal, Art. 21 nº1 LMC
  • Constituye un motivo para solicitar separación judicial de bienes, Art. 155 inciso 2.  esta sanción tiene lugar únicamente cuando es el marido el adultero, porque el derecho de pedir la separación judicial de bienes es únicamente de la mujer, esto tiene por objeto compensar el hecho de que el marido sea quien administra
  • Constituye un impedimento dirimente relativo para contraer matrimonio que afecta al cónyuge adultero y su copartícipe en el adulterio, Art. 7 LMC
  • Con anterioridad a la Ley 18.802 el legislador era más drástico con el adulterio, especialmente con el de la mujer:

El impedimento dirimente ya visto, se aplicaba únicamente a la mujer

La mujer adúltera también perdía su derecho a gananciales, proporción que le correspondía en la sociedad conyugal, Art. 171 CC

Que la mujer haya dado causa al divorcio por su adulterio debía ser considerado por el juez como una circunstancia importante al resolver acerca de la inhabilidad de la mujer para ejercer el cuidado personal de sus hijos, Art. 233 (antiguo).  Actualmente no se hace diferencia entre marido y mujer.

Más allá de estas sanciones no existe un mecanismo jurídico para lograr la observancia de este deber.

2.- DEBER DE SOCORRO

Jurídicamente el más importante.  Art. 131 “… socorrerse … en todas las circunstancias de la vida”.  Este deber se traduce en la práctica en la obligación de brindarse alimentos, Art. 321, que consiste (Art. 323) “los alimentos deben habilitar al alimentado para subsistir modestamente de un modo correspondiente a su posición social”, esta obligación varia de acuerdo a la posición social de cada uno.  Se introduce un elemento de subjetividad.

Este deber de socorro existe siempre, cualquiera sea el régimen matrimonial existente entre cónyuges, y sea que se encuentren en una situación de normalidad o anormalidad en el matrimonio.

Es necesario hacer algunas precisiones:

  • Los cónyuges se encuentran en situación de normalidad, viven juntos y están casados en régimen de sociedad conyugal.

Como el marido es el administrador es él quien debe proporcionar alimentos a su mujer.  Cumple esta obligación con cargo a la sociedad conyugal, por lo tanto, no le está haciendo ningún favor, Art. 1740 nº 5.
El marido no sólo debe alimentos a su mujer, sino a su familia común.  Este deber (proporcionar alimentos a la familia común) es una consecuencia de la filiación matrimonial, no del deber de socorro.  Solamente el de  los cónyuges está dentro de ese deber.

  • Cónyuges se encuentran en situación de normalidad matrimonial, casados en régimen de separación de bienes o participación en los gananciales.

En ambos regímenes cada cónyuge administra lo suyo.  El régimen de participación en los gananciales no varía del régimen de separación total de bienes durante la vigencia del matrimonio sino cuando se liquida, porque tienen reglas particulares.

En este caso los cónyuges se deben alimentos de acuerdo a la regla general en forma recíproca, dependiendo de la situación patrimonial en que se encuentran, es decir, si el marido se ha empobrecido, la mujer le debe alimentos y viceversa.
En cuanto a la familia común, cada cónyuge debe proveer a las necesidades de la familia en común en relación con sus facultades económicas (esto no tiene que ver con este deber), Art. 134 y 160.

  • Anormalidad matrimonial.

 Divorcio. Al estar la sentencia ejecutoriada puede hablarse de que la pareja está divorciada. Su principal efecto es el fin de las obligaciones y derechos de carácter patrimonial que existen entre los cónyuges, como son los derechos sucesorios y los derechos de alimentos. Ahora bien, el término de estas obligaciones entre los cónyuges no afecta en modo alguno la relación con los hijos y los derechos y obligaciones para con ellos.

Separación de hecho, igualmente se deben alimentos, procede de acuerdo a la regla general, cada uno debe proporcionar al otro de lo necesario para su modesta subsistencia de un modo que corresponda a su posición social.

Nulidad, no hay deber de socorro por ende no hay deber de proporcionar alimentos.

Si no se cumple con este deber de socorro y el cónyuge queda privado de lo necesario para su vida, puede demandar el divorcio por culpa.  No basta con que no se cumpla el deber, sino que no lo haga en términos graves, de lo necesario para la vida del otro cónyuge.  Este divorcio puede demandarse de forma inmediata, sin transcurso de plazo alguno, si es que se configura la causal.

Si es el marido, administrador de la sociedad, quien deja de cumplir este deber, la mujer puede demandar la separación judicial de bienes (Art. 155).

Aquí sí existe un mecanismo jurídico para exigir el cumplimiento del deber, el que no cumple se ve expuesto a una demanda por alimentos, cosa que no ocurre en relación con los demás deberes.

En caso de alguna duda o consulta sobre  derecho de familia, escríbanos sin compromiso, a través del formulario de contacto.

Para seguir leyendo sobre efectos del matrimonio, sólo tiene que hacer click aquí.

También les recomiendo los siguiente artículos que dicen relación con derecho de familia:

Si le ha gustado o ayudado de alguna forma el blog y en partícular el artículo: “Efectos del matrimonio,I“, le invito a estar al día de las publicaciones accediendo a la página de fans en Facebook o a través de la cuenta twitter que tengo para ello.

¿Quieres ser parte del equipo de Derecho-Chile?
Si eres abogado y te parece interesante participar en esta iniciativa como escritor o columnista de Derecho-Chile,  revisa a continuación el siguiente link.

Estas son las últimas cuatro publicaciones de Derecho-Chile:

Lo invitamos a comentar: EFECTOS DEL MATRIMONIO, I.

Comentario(s) (9)

Este es un espacio de expresión y por ello le pedimos aprovecharlo. Los invitamos a mantener un debate con altura de miras que enriquezca por un lado la discusión pública como el conocimiento público y así juntos ser un aporte jurídico social real a nuestro país. Desde ya agradecemos sus comentarios y opiniones. Nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos inapropiado.

Todos los derechos reservados © 2013 Derecho-Chile.cl | ISSN 0719-336X

Ir hacia arriba
Posted date?php the_title(); ?∓/span src= ID, related_item