La variedad de paisajes y la riqueza cultural transformaron a Chile en un destino turístico de primera clase. Entre desiertos, gigantes nevados y el vanguardismo de su capital, cada vez más curiosos optan por Sudamérica para descubrir lugares únicos y excursiones inolvidables.

Santiago de Chile es el primer destino destacado. La capital chilena creció a ritmos arrolladores y no es casualidad que sea una de las mejores si de calidad de vida se habla. Así lo reflejan diferentes investigaciones que resaltan la satisfacción de quienes habitan allí. Además, la ciudad realizó una fuerte inversión en la lucha contra la contaminación por lo que su ecología es otro motivo para destacar. Más allá de los diferentes corredores culturales con museos y edificios históricos, la modernidad pisa fuerte en la ciudad gracias a los enormes rascacielos que se entremezclan con los sectores que todavía conservan el toque clásico.
La mayoría de los paquetes a la capital chilena ofrecen la recorrida habitual por los diferentes barrios. Además, ofrecen entradas hacia los centros de esquí y el litoral que se encuentra a escasos 100 kilómetros que se pueden realizar en buses. La cercanía con el centro de la ciudad permite que un solo día puedas pasar desde la comodidad de tu hotel céntrico hacia practicar esquí en alta montaña con apenas unas horas de diferencia.

Más allá de todas las propuestas que puedas encontrar no dejes de visitar Viña Cousiño. Se trata de un pequeño pueblito que se encuentra a pocos minutos del centro de Santiago. Allí encontrarás viñedos que datan desde 1856 y toda la cultura vitivinícola de la zona que abastece a buena parte del país.

Valparaíso es otra de las ciudades de mayor relevancia de Chile. Se trata del puerto comercial principal y es aquí donde llegan la mayoría de los cruceros de lujo. Si tienes fobia o no la pasas bien al viajar por agua, te recomendamos los pasajes en avión que son confortables, económicos y puntuales.
Al ser una ciudad balnearia, Valparaíso tiene playas muy bellas para disfrutar durante el verano y refrescarse ante las temperaturas sofocantes. Además, tiene una vida nocturna interesante con bares, restaurantes y un muelle iluminado para deleitarse con los mejores platos de mariscos o tabla de pescados frescos. Además, durante el día la feria de artesanos ofrece todo tipo de productos a precios increíbles.

Saliendo de las ciudades, el Parque Nacional Torres del Paine, en la zona de Magallanes, es uno de los mejores entornos de naturaleza. Ubicado en el extremo sur de Chile este parque es Reserva de la Biosfera por UNESCO, por lo que se encuentra totalmente protegido. Montañas multicolores, vegetación abundante, caminatas extensas y miradores únicos son algunas de las opciones para descubrir entre lagos, icebergs, espejos turquesas, bosques y fauna autóctona. Además, existe la posibilidad de alojarte en la zona y los senderos no implican ningún riesgo ya que se encuentran en buen estado y bien señalizados.

Por último, Antofagasta ofrece una versión poco vista del desierto. Es una de las pocas regiones del desierto en dónde hay flores. Se trata de especies hermosas que son el contrapunto perfecto a un entorno árido donde el amarillo parece dominarlo todo. Además, en Antofagasta también hay acceso a playas de arena blanca y agua transparente como en Bahía Inglesa, o acercarse hacia los géiseres activos.

Solicitar presupuesto >

¿Quieres publicar una nota de prensa en nuestro blog?

Cuántas más visitas reciba su página web mayores posibilidades tendrá de aumentar sus ventas y de ampliar su mercado gracias a la consecución de nuevos clientes.

Solicitar presupuesto >

Otros artículos que le pueden interesar: