La siguiente materia se encuentra regulada en el Título VIII del Código Civil denominada:

DE LOS EJECUTORES TESTAMENTARIOS (Art. 1270 y siguientes)

¿Qué es un albacea?

Los albaceas o ejecutores testamentarios son aquellos a quienes el testador da el encargo de hacer ejecutar sus disposiciones. Si el testador no designa albacea, dicho encargo pertenece a los herederos.
El cargo de albacea es intuito personae, por lo tanto, es transmisible por causa y no es delegable, salvo que el testador lo haya autorizado expresamente.
La capacidad para ser albacea está establecida en el artículo 1272 del Código Civil, el cual señala:

No puede ser albacea el menor de edad.
Ni las personas designadas en los artículos 497 y 498.

a saber:
Art. 497. Son incapaces de toda tutela o curaduría:

  1. 1. Los ciegos;
  2. Los mudos;
  3. Los dementes, aunque no estén bajo interdicción;
  4. Los fallidos mientras no hayan satisfecho a sus acreedores;
  5. Los que están privados de administrar sus propios bienes por disipación;
  6. Los que carecen de domicilio en la República;
  7. Los que no saben leer ni escribir;
  8. Los de mala conducta notoria;
  9. Los condenados por delito que merezca pena aflictiva, aunque se les haya indultado de ella;
  10. Suprimido;
  11. El que ha sido privado de ejercer la patria potestad según el Art. 271;
  12. Los que por torcida o descuidada administración han sido removidos de una guarda anterior, o en el juicio subsiguiente a ésta han sido condenados, por fraude o culpa grave, a indemnizar al pupilo.

Art. 498. Son asimismo incapaces de toda tutela o curaduría:

  1. Derogado.
  2. Derogado.
  3. Los que tienen que ejercer por largo tiempo, o por tiempo indefinido, un cargo o comisión pública fuera del territorio chileno.

Cualquiera de los interesados en la sucesión, puede pedir, al Juez, que señale un plazo razonable dentro del cual comparezca, el albacea, a ejercer su cargo o excusarse de servirlo, lo que puede hacer libremente; pero, su negativa, sin causa justificada, constituye causal de indignidad para suceder, en su caso.

¿Qué funciones cumple un albacea?

  • Velar por la seguridad de los bienes de la sucesión
  • Guardar los dineros y las cosas muebles
  • Hacer inventario solemne, y
  • Pagar las deudas hereditarias y los legados.

Clasificación de los albaceas:

Los albaceas se pueden clasificar en los que tienen la tenencia de los bienes y los que no y entre albaceas generales y fiduciarios, siendo éstos últimos los designados para ejecutar los encargos secretos y confidenciales del testador.

Albaceas con tenencia de bienes:
administran los bienes, y tienen las facultades del curador de la herencia yacente; o sea, sus atribuciones tienden, fundamentalmente, a cuidar los bienes de la sucesión, de la herencia. Sin embargo, no están obligados a rendir caución, salvo el caso de que un heredero o legatario lo exija.

Está prohibido, a los albaceas, llevar a efecto disposiciones testamentarias contrarias a la ley, y se presume dolo si celebran, con la sucesión, algún acto o contrato en que tengan interés, sin tener autorización de los demás albaceas no implicados; o del Juez, en subsidio.

Causales de remoción del albacea:

Culpa y dolo. En este último caso, el albacea se hace indigno de suceder, indemnizará los perjuicios y devolverá los honorarios percibidos.

Remuneración del Albacea:

Según lo dispone el art. 1302 del Código Civil, el cargo de albacea es remunerado, y será la que le haya señalado el testador. Si el testador no hubiere señalado ninguna, tocará al juez regularla, tomando en consideración el caudal y lo más o menos laborioso del cargo.

Duración del cargo de Albacea:

Regulado en los arts. 1303 a 1308.

El albaceazgo durará el tiempo que  haya prefijado el testador. Si el testador no hubiere prefijado tiempo para la duración del albaceazgo, durará un año contado desde el día en que el albacea haya comenzado a ejercer su cargo. El juez podrá prorrogar el plazo señalado por el testador o la ley, si ocurrieren a el albacea dificultades graves para evacuar su cargo en él.

Obligaciones del albacea:

Rendir cuenta de su encargo, de lo cual no puede ser relevado por el testador, salvo tratándose del albacea fiduciario.

Son albaceas fiduciarios (art. 1311 a 1315), los que cumplen encargos secretos y confidenciales del testador, para invertir, en objetos lícitos, hasta un 50% de los bienes de que el testador pueda disponer libremente.

Los bienes para cumplir el encargo deben ser designados expresamente.

El albacea fiduciario jurará, ante el Juez, que el encargo no tiene por objeto un hecho ilícito, ni hacer pasar bienes a una persona incapaz de suceder, y que desempeñará fiel y legalmente su cargo, sujetándose a la voluntad del testador. Este juramento deberá preceder a la entrega o abono de las especies o de los dineros.

En caso de alguna duda o consulta sobre  la figura jurídica del Albacea, escríbanos sin compromiso, a través del >> formulario de contacto <<.

Otros artículos sobre Derecho Sucesorio:

Si le ha servido de alguna forma el artículo: “Albacea”, ¡Comparta a través de las redes sociales!
¡Sus experiencias, sugerencias, consultas y críticas al artículo: “Albacea” son siempre bienvenidas!